miércoles, 16 de junio de 2010

La cría del jilguero, metodología y dogmatismo

Esta podría ser la típica entrada sobre la cría del jilguero en cautividad, de la que ya se ha escrito bastante y de la que he leído lo suficiente para saber a estas alturas que "cada maestrillo tiene su librillo". Como indiqué en la entrada anterior en mi primera incursión en la cría de este fringílido he tenido suerte y también supongo que intervienen otros factores, como la alimentación, emplazamiento... y por supuesto los ejemplares elegidos para tal fin.
En esta ocasión quiero presentar un método de cría de la que había oído hablar hace mucho tiempo, pero que sinceramente no me creía del todo. Según los antiguos criadores que conozco no hace demasiados años era común encontrar números jilgueros en la ciudad, compartiendo este espacio con otras aves, hasta que fueron desplazados debido al fuerte crecimiento urbanístico que imposibilitó su cría.
Al parecer era bastante común coger algún nido con chivones algo crecidos para colocarlos en las terrazas o ventanas y que los progenitores terminaran de criarlos. Esto que para mi no terminaba de ser una bonita teoría se ha convertido en un hecho, pues mi amigo Sergio Gómez se encontró un nidal compuesto por tres crías que alguien había dejado al descubierto o no le había interesado por estar demasiado grandes. El primer problema que se le planteó fue la alimentación, pues estaban demasiado crecidos para alimentarlos a palillo, así que tuvo la genial idea de meter a los chivones en una jaula y bajarlos a la misma zona donde se los había encontrado. La respuesta fue inmediata y los dos padres acudieron al reclamo de sus crías para cebarlos. Posteriormente, fue colocándolos en distintos emplazamientos con el mismo resultado, así que decidió dejarlos en la terraza a la que de manera puntual, cada 10 o 15 minutos acudieron los jilgueros hasta completar crianza.
Os dejo un video, ya que una imagen vale más que mil palabras

martes, 8 de junio de 2010

Cría de Jilgueros y Mixtos Jilgueros. Experimentos con gaseosa


Tras las discusiones con algunos compañeros y amigos de afición he decidido experimentar con la cría de jilgueros en cautividad y mixtos-jilgueros, algo muy difícil en opinión de casi todos los criadores que conozco. Voy a relatar mi primera experiencia:


A finales de temporada, gracias a mi amigo Sergio, adquirí un jilguero macho, aunque la verdad pensaba que era una hembra ya que apenas si tenía madroño, para criar con una de mis canarias timbradas. Unos días mas tarde, me prestaron una hembra de jilguero. La decisión no era muy sencilla, elegir entre la cría de jilgueros o de mixtos jilgueros, así que puestos a decidir pensé que una opción, aunque algo descabellada, era probar las dos cosas. Introduje la canaria y la jilguera en una jaula de grandes dimensiones (1,50 m x 1,20) y cuando comenzaron a dar indicios de celo metí directamente el jilguero, sin ningún preámbulo ni vitaminas especiales. Durante dos semanas aproximandamente no pasó nada de nada, pero a los 16 días la canaria comenzó a armar el nido, y a los 4 días comenzó la puesta, aunque la verdad es que no había visto al jilguero pisar a la hembra, así que supuse que los huevos estaban hueros. Mi sorpresa fue enorme al comprobar que había tres huevos fecundados. Nacieron dos, ý lo que me resultó extraño es que los jilgueros no mostraron ningún problema, incluso el macho daba de comer a la hembra, pero lo que me dejó completamente perplejo el que en contadas ocasiones la jilguera embuchaba a los pequeños mixtos, permaneciendo la canaria completamente en calma.

Dispuse cuatro nidos en diferentes emplazamientos y a la jilguera pareció gustarle el que no tenía vegetación artificial alguna. Lo cierto es que el jilguero comenzó a pisarla delante mía y puede hacer algunas fotografías. Sin apenas hacer el nido puso 6 huevos, que parecen fecundados... ya lo veremos en siguientes entradas
Supongo que esta experiencia no volverá a repetirse, al menos de la misma forma, aunque supongo que lo que verdaderamente ha funcionado es el cuidado en la fase previa a la cría, algo fundamental que no deberiamos tener siempre en cuenta.

martes, 30 de marzo de 2010

El precio de los canarios

Desde que me dedico a esta noble afición siempre ha estado presente, de manera constante, un tema de difícil resolución: Cuanto cuesta un canario. Si no recuerdo mal el primer ejemplar que adquirí en una pajarería, una hembra para la cría, me costó 300 pesetas (unos 4,5 €) algo prohibitivo para mí en los años 80. Desde este momento tuve la suerte de encontrar algunos compañeros en el colegio cuyos padres eran verdaderos criadores, por lo que fue bastante fácil intercambiar mis ejemplares –supongo que con lo que éstos descartaban- por lo que el mercado o mercadeo de canarios me resultaba ajeno. Fue una sorpresa que en el año 89 me pidieran por una hembra ágata 700 pesetas y lo fue más que intentaran venderme un macho en 1.200 pesetas. A partir de aquí fui consciente de que el mercado de los canarios está al margen de la economía real, es decir que no tiene reglas fijas y que el precio de los canarios está determinado por numerosos factores, algunos bastantes subjetivos, que me hicieron pensar comercialmente y decidir vender mi producto a un consumidor que todavía necesitaba conocer.
Lo primero que me di cuenta es que los píos no tenían apenas valor; algo que para mi no tenía ni tiene sentido, pero así era, así que me dediqué durante un tiempo a gamas y categorías clásicas bastante fácil de vender (un verde siempre tiene salida en Málaga, y supongo que será porque recuerda al timbrado español). Durante los 90, cuando llegué a tener de 25 a 30 parejas reproductoras por temporada, vendía todos los años de 150 a 200 ejemplares con un precio que oscilaba entre las 600 (precio de venta en pajarería) y las 1.000 pesetas (3,5-6 €). En la siguiente década se complicaron un poco las cosas en la cría, pero también supuso un fuerte incremento en el precio. Junto a un amigo comencé a participar en certámenes y concursos de color, lo que nos obligó a pagar una cuota federativa y a criar con criterios esteticistas y selectivos para lograr buenas puntuaciones. Criamos un poco de todo, principalmente bronces y cobres sin demasiada suerte en los concursos, pero con bastante demanda entre los compradores, lo que hizo que incrementáramos los precios hasta las 2.000 pesetas (12 €).
En el 2003-2005 llegaron nuestros únicos premios en los concursos, con ejemplares ágatas opal amarillo mosaico, por lo que a partir de aquí nos dedicamos exclusivamente a esta categoría vendiendo las hembras y los machos al mismo precio entre 15 y 20 €. En este momento comencé a colgar los canarios en internet, por lo que el mercado se amplió considerablemente llegándome ofertas bastante interesantes, llegando a vender un macho opal en 180 € a un criador de Almería.
En el 2.008, como ya he comentado en este blog, decidí desprenderme de todos los canarios de color y me dediqué al timbrado español, pajarillo con un mercado más limitado pero más exquisito y excéntrico, pues es el oído y no los ojos el sentido importante a desarrollar para adquirir buenos ejemplares y, como anécdota diré que el noviembre pasado rechacé una oferta por 125 € para adquirir uno de mis cantores, pues ahora no me interesa hacer caja con una afición que nunca me reportará ingresos cuantiosos. Actualmente prefiero disfrutar de la cría a menor escala y conseguir un número de timbrados que me asegure futuras temporadas de cría pero de manera relajada sin ninguna otra pretensión.Para responder a la pregunta planteada al comienzo de esta entrada he de decir que un canario cuesta lo que se esté dispuesto a pagar por él, es así de sencillo.

sábado, 6 de marzo de 2010

Investigación histórica y canarios

Acabo de leer un artículo de investigación sobre el comercio del canario en el siglo XVI y he decidido difundirlo para que todos sepamos cual es el origen de esta ave en la península ibérica.

EL COMERCIO DE PÁJAROS CANARIOS BAJO FELIPE II
Manuel Lobo Cabrera
Universidad de La Laguna

El «redescubrimiento» del archipiélago canario en la Edad Media puso en contacto a las islas con Europa, especialmente a través del comercio. Las Canarias fueron explotadas sistemáticamente y sus productos concurrieron a los principales mercados mediterráneos y atlánticos. Productos variados, incluyendo los propios moradores del archipiélago, fueron conocidos en Italia, España, Portugal, Francia. De ellos uno llamó la atención de los europeos, en especial por su canto: el pájaro canario. Su comercio fue activo desde el mismo momento del inicio de la conquista, y a la conclusión de ésta siguió interesando a los mercaderes su trato hasta el siglo XVIII, época en que decae por haberse logrado la reproducción de los pájaros en cautividad'.
Al parecer los primeros ejemplares de pájaros canarios que llegaron a Europa fueron llevados por los conquistadores normandos Juan de Bethencourt y Gadifer de la Salle a principios del siglo XV. Por circunstancias similares estos pequeños cantores concurrieron en la corte del príncipe portugués don Enrique el Navegante, y fue Enrique III el primer rey castellano que poseyó pájaros canarios2. La presencia de estos pequeños cantores en las principales cortes europeas hizo que su demanda creciera, iniciándose por tanto un comercio entre sus islas de procedencia y el viejo continente. El trato generó la aparición de una profesión y de unos elementos necesarios para su comercialización. Fueron los pajareros los encargados de su búsqueda y captura en los montes de las islas Canarias, y debía ser rentable su trabajo por cuanto el número de ellos se amplió con el correr de los años. Cazaban pájaros en todas las islas, pero desde donde más se exportaban era desde Gran Canaria, Tenerife y La Palma. Sin embargo desde estas se hacían expediciones hacia el resto para conseguir mayor cantidad, hasta tal punto que en un solo cargamento podían exportarse 400 aves3. El ilustrado canario Viera y Clavijo comentaba en el siglo XVIII como los pájaros más apreciados eran los del islote de Alegranza4, y hay constancia documental de fletamentos otorgados tanto en Gran Canaria como en Tenerife para ir al Hierro a capturar pájaros5. También era corriente que los pajareros cuando escaseaban los animales en una isla de las citadas pasase a la otra para conseguir mayores capturas6. La misión del pajarero consistía, pues, en conseguir los animales cobrando por su trabajo en función del número de aves capturadas, pagadas casi siempre por docenas, así un pajarero en compañía de su mujer se obligaba a entregar a un mercader italiano 100 docenas de «pajaricos de jaula», machos, por precio de 3 reales la docena7. Es de señalar también que aunque este trabajo se ejecutaba de modo individual, a veces se realizaban compañías de carácter cuasi comercial para tal fin8. Al propio tiempo la generalización del comercio obligó a la construcción de jaulas, lugar de cautiverio para los animales y a la vez embalaje. Por último fue necesario para sacar rendimiento al comercio la siembra e importación de alpiste. Viera señala como esta gramínea «es indígena y natural de nuestras islas, de donde fue llevada a España» y a otras partes9. En efecto cuando el comercio de estos pequeños cantores se generalizó no fue suficiente el alpiste producido en las islas y hubo que importarlo de la Península. De esta manera entra en el circuito comercial otro producto. Lo normal para importarlo era encomendar a alguien que hiciese viaje a Castilla su compra, así un vecino de viaje a España recibe de otro 60 reales para emplearlos allí en tanto alpiste, al mejor precio que hallare 10; los propios pajareros son los que se proveen del artículo, pues uno de ellos se obligaba pagar a un mercader cierta cantidad de maravedís por resto de dos fanegas y media de alpiste. Finalmente nos queda por reseñar qué tipo de pájaros eran los más demandados en los mercados europeos. Normalmente lo que se repite en los protocolos notariales es que sean pájaros canarios, pero a continuación se añade que sean machos y cantores, buenos y de calidad12; dentro de ellos eran apreciados los blancos, quizá por su originalidad, aunque al decir de Viera los más apreciados en todas partes «son los más pequeños y de cola más larga» 13. Las hembras, sin embargo, no eran muy demandadas, a pesar de su misión reproductora u. Conocidos los elementos necesarios para realizar los tratos, veamos que volumen ocupaban en la exportación y que mercados eran los receptores de los mismos. Normalmente la exportación, según los documentos, no fue continuada ni sistemática. Los pájaros se remitían en los barcos junto con otros productos demandados en Europa tales como azúcar, remieles, vinos, orchilla, y en muchas ocasiones eran más bien un artículo de regalo que un producto comercial. También es cierto que por las propias características de su transporte, poco peso y en jaulas, no se consignara su embarque ni en los fletamentos ni en los conocimientos de embarque, puesto que acompañaban al mercader o encomendero en el alcázar del navio. No obstante en algunos registros, cuando iban consignados a otras personas, normalmente comerciantes radicados en Rúan o Genova, sí se declaraba su embarque. Ambas circunstancias se dan en el comercio de pájaros, siendo más generalizado aquel en el que van a cargo de una persona. Lo normal es que viaje con las aves el propio pajarero, a sueldo de otro, como sucede en 1560 en que parte de Gran Canaria uno con 14 docenas de pájaros que había recibido de un oidor de la Audiencia para llevar a España y entregar a las personas señaladas en Cádiz, Sevilla y Toledo, llevando por ello 6 doblas más dos docenas de pájaros15. Otras veces es el propio pajarero el que va por su cuenta a vender los animales a Castilla, recibiendo a la vez encomiendas de otros vecinos para hacer lo mismo con sus pájaros16. Cuando la carga de estos cantores se registra en los conocimientos de embarque el maestre los recibe a bordo de su navio, obligándose a entregarlos en el puerto de destino a la persona a quién fuesen consignados, cobrando por ellos su flete 17, aunque, a veces, el maestre del navio los lleva francos de pago 18, y en otros casos se beneficia puesto que recibe por razón de alimentarlos y darles agua durante el viaje, aunque el mercader le da el alpiste, un tercio de los animales que llegaren vivos a puerto 19.
Por ambos procedimientos salieron de las islas de Tenerife y Gran Canaria en el periodo de tiempo acotado en torno a unos 5.000 pájaros canarios, de los cuales el 74,5°7o partieron del puerto de las Isletas en Gran Canaria
Esta cantidad no es exacta ni tampoco reflejan todo el comercio mantenido con estos animales, puesto que muchos de ellos salían en pequeñas partidas como objeto de regalo, o a menudo en compañía de pasajeros, mercaderes y maestres de navio. No obstante son indicativas para compararlas con otras dadas para el siglo XVII, en donde se estima que salieron en torno a unos 7.000 pájaros20.
En cuanto a los mercados receptores hay que decir que casi todos los que mantenían relaciones comerciales con las islas durante el reinado de Felipe II, tales como Cádiz, Sevilla, Genova, Lisboa, Amberes, Rúan, se proveían de estos animales, sin embargo el mayor tráfico, a juzgar por los documentos, se mantuvo con la Península Ibérica.
Es innegable que Sevilla, Cádiz, Toledo, Valladolid y la propia corte demandaban continuamente de estos pájaros cantores. En estos lugares los mercaderes y consignatarios los ponían en venta según llegaban a puerto21, y lo mismo hacían los propios pajareros que se desplazaban a la Península con el mismo fin. A este respecto es de señalar el caso de un vecino de Tenerife que fue denunciado por haber vendido en el solar hispano más de 3.000 pájaros sin haber pagado alcabala; él alegaba en su defensa que de semejantes pájaros vendidos en Madrid, Valladolid y Toledo nunca se le había cobrado tal impuesto, y basándose en ello recurre al rey y obtiene cédula real en 1568 que lo da por libre de la alcabala22.
Continuando con este trato, en 1570 y en compañía de otro vecino de Tenerife, se le vuelven a requisar 50 pájaros, cierta ropa y dinero por las autoridades de Calahorra, bajo alegación de ser extranjeros y no naturales de aquellos reinos y de no haber hecho las diligencias a que están obligados los extraños. Vuelven a apelar al rey y quedan libres y restituidos en sus bienes. La presencia de estos canarios en tierras de la Rioja vendiendo pájaros confirma lo extendido que estaba el comercio de estos cantores por todo el reino23.
Los otros mercados a los cuales se remiten pájaros canarios y que tenemos confirmación documental, son Francia e Italia. Al puerto francés de Rúan son enviados unos pocos en una jaula, en 1578, por el mercader Juan de Molina y consignados al comerciante español radicado en aquella plaza Diego Quesada24, no obstante tenemos constancia de otros envíos por fuentes indirectas, aunque también hay que decir que algunas de estas operaciones quedan truncadas por muerte de los animales. Esto le sucedió al mercader Pablos Reynaldos establecido en Las Palmas como agente de la familia Boduin, quién les comunica por carta que había comprado una partida pájaros «los más lindo que tengo visto en mi vida», pero no pudo hacer efectivo el envío por habérseles muerto en un plazo de ocho días25.
A Italia, Genova, son remitidos 24, pero pensamos que tenían como objeto el halagar a alguien, pues son enviados por un mercader italiano a su hermano junto con un barril de media arroba de palillos de limpiar dientes26.
Además de objetos de exportación los pájaros tenían otra función, además de la de cantar, pues servían para zanjar deudas e incluso como objeto de trueque, así un tratante en pájaros cambia 25 docenas de canarios más dos reclamos, con sus jaulas, por una esclava negra27.
No quisiéramos terminar esta pequeña aportación, donde hemos puesto de relieve la exportación de un artículo curioso, para llamar la atención sobre la importancia del comercio en unas islas donde lo que interesaban eran las materias primas. Tras la conquista, explotadas sus tierras, e impuestos los primeros cultivos, llegaron mercaderes y comerciantes, responsables inmediatos de las transacciones mercantiles, quienes engarzaron al archipiélago en la corriente mercantilista europea del siglo XVI. Uno de los productos que puso, en contacto las Canarias con Europa fue el azúcar, seguido a distancia en el siglo XVI por el vino, la orchilla y otros frutos de la tierra. Por tanto, el comercio canario se debió, en gran parte, a su producción, a diferencia de otras regiones, y fueron sus productos los que interesaron a los distintos mercados y a las distintas colonias extranjeras asentadas en las islas. De hecho puede decirse que su producción se orientó más al tráfico mercantil que a suplir las necesidades, suponiendo un estímulo para su economía. Muchos de los productos, objeto de comercio habían interesado a los mercaderes y negociantes desde fechas anteriores a la conquista, habiéndose limitado su exportación a artículos de recolección, entre ellos los pájaros canarios, producto codiciado por la belleza de su canto, tanto en el continente europeo como en el Nuevo Mundo. Los datos aquí reseñados confirman este aserto, y hemos querido ponderarlo con estas líneas para demostrar que el escaso interés que ha motivado el tema entre los historiadores, salvo algunas excepciones28, no se corresponde con la importancia que ha demostrado tener su comercio en la economía y en la vida cotidiana de las islas Canarias.


1 CIORANESCU, A.: Historia de Santa Cruz de Tenerife, I, S/C. de Tenerife, 1977, p. 339.
2 REGULO PÉREZ, i.: El canario, ave macaronesica, Noticias históricas, «II Coloquio de Historia Canario-Americana (1977)», Sevilla, 1979, p. 15.
3 E incluso más, pues en 1570 el pajarero Francisco Bello se comprometía a entregar al genovés Oberto Pelegro 100 docenas de pajaricos de jaula: A(rchivo) H(istórico) P(rovincial) de L(as) Pialmas), Lorenzo Palenzuela, n? 829, f. 310 r. Asimismo en 1609 dos vecinos de Gran Canaria se obligaban a entregar a un marsellés 800 docenas de pájaros en la isla del Hierro: CIORANESCU, A.: Op. cit., p. 463, nota 158.
4 VIERA Y CLAVIJO, L: Diccionario de Historia Natural de las Islas Canarias, Las Palmas, 1982, p. 99.
5 TORRES SANTANA, E.: Notas sobre el comercio de pájaros canarios en el siglo XVII, «Serta Gratvlatoria in honorem Juan Regulo», III, La Laguna, 1988, pp. 885-893.
6 Así en 1545 dos vecinos de Las Palmas se conciertan para ir a Tenerife a coger todos los pájaros que pudieren y traerlos a Gran Canaria, y desde aquí remitir los pájaros a Cádiz: A.H.P.L.P., Gil de Quesada, n? 758, s.f.
7 A.H.P.L.P., Lorenzo Palenzuela, n? 829, f. 310 r.
8 En alguna de estas compañías existe un cazador-productor y un capitalista que pone parte del dinero en la empresa, corriendo gastos y beneficios a medias: TORRES SANTANA, E.: Art. cit., p. 888.
9 VIERA Y CLAVIJO, J.: Op. cit.: p. 35. El citado autor señala como esta gramínea fue llevada a Languedoc, a Toscana, a Malta, y a otros países templados de Europa.
10 A.H.P.L.P. Lorenzo Palenzuela, n? 825, fs. 459 r. y 473 r., Alonso de Balboa, n? 774, f. 157 v.: En este caso un sastre se obliga traer a un vecino una bota de alpiste de España o enviársela, para lo cual ha recibido 40 reales. Al propio tiempo confiesa haber recibido del mismo una caja prestada para pájaros.
11 A.H.P.L.P., Alonso de Balboa, n? 774, f. 126 r.: El pajarero Melchor Hernández se obligaba pagar al mercader Francisco de Mercado 40 reales y 8 maravedís, resto de 2 fanegas y media de alpiste que le vendió.
12 A.H.P.L.P., Alonso de Cisneros, n? 859, f. 46 r. En concreto en una obligación de entrega de 40 docenas se dice que sean machos, cantores, a vista de criadores.
13 VIERA Y CLAVIJO, J.: Op. cit., p. 99.
14 TORRES SANTANA, E.: Art. cit., p. 886.
15 A.H.P.L.P., Antonio Lorenzo, n? 807, f. 168 r. El pajarero se obliga llevar los pájaros a su costa, curarlos y darles de comer y beber en todo el tiempo hasta entregarlos.
16 A.H.P.L.P., Alonso Fernández Saavedra, n? 793, f. 207 v.
17 Por ejemplo por el flete de 2 jaulas de pájaros con destino a Cádiz, más un cuarto y dos talegas de alpiste, una caja de matalotaje y un colchón, se paga de flete 10 ducados: A.H.P.L.P., Lorenzo Palenzuela, n? 832, f.r.
18 A.H.P.L.P., Luis de Balboa, n? 863, f. 385 v.
19 A.H.P.L.P., Alonso Hernández de Córdoba, n? 2.580, f. 409 r.
20 TORRES SANTANA, E.: Art. cit.
21 A.H.P.L.P., Lorenzo Palenzuela, n? 825, f. 473 r. En 1565 son remitidos a Sevilla al mercader Pedro Álvarez de Ariscado 10 docenas de pájaros.
22 CIORANESCU, A.: Op. cit., p. 463, nota 158.
23 Archivo General de Simancas, Registro General del Sello, 5 de junio de 1570 y 20 de julio de 1570.
24 A.H.P.L.P., Luis de Balboa, n? 863, f. 485 v.
25 LOBO CABRERA, M.: Los mercaderes franceses en Canarias en el siglo XVI. Pablos Reynaldos, «VI Coloquio de Historia Canario-Americana (1984)», Las Palmas, 1987, p. 42, T. I.
26 A.H.P.L.P., Alonso Hernández de Córdoba, n? 2.580, f. 409 r.
27 A.H.P.L.P., Diego de Alarcón, n? 757, s.f.
28 REGULO PÉREZ, J.: Art. cit., y TORRES SANTANA, E.: Arí. cit.

sábado, 27 de febrero de 2010

Temporada de Cría 2010

Este año la temporada de cría se ha adelantado algo con respecto a la anterior. En esta ocasión no voy a publicar entradas sobre las distintas etapas y procesos de la cría de mis timbrados, para eso remito a las entradas antiguas, pero me ha parecido interesante subir un vídeo con un aspectos que aun no he tratado en este blog: "el anillado".
Gracias a mi amigo Raúl he podido contar con anillas en esta fecha, aun temprana.
He anillado la primera nidada cuando los timbrados tenían aproximadamente unos 5 días de vida. La técnica es muy sencilla, simplemente debemos introducir los tres dedos en la anilla, deslizar suavemente ésta hacia el dedo posterior hasta que quede fijada definitivamente en el tarso del pajarillo.
A partir de aquí hay que estar muy atento, ya que la anilla puede caerse de forma natural o bien la madre puede quitársela al encontrar un elemento extraño en su polluelo.
El color anaranjado de las anillas esta temporada puede facilitar que la hembra la acepte sin mayores problemas, pero si se las quita continuamente me han aconsejado que la fije con un poco de esparadrapo.
Suerte a todos en la cría.


video

jueves, 18 de febrero de 2010

Cosas de Familia: Simón Fernández

Supongo que todos tenemos algún fetiche, algún objeto que nos remite inmediatamente a nuestro pasado, a nuestra niñez, a un momento en el que no cuidamos demasiado bien aquello que cae en nuestras manos.
Mi madre me cuenta una y otra vez que mi abuelo, del cual he recibido el nombre, ya criaba canarios en la misma pared que dedico en la actualidad a tal menester; de hecho, todavía permanecen los agujeros originales en los que colgaba sus jaulas de cría en los años 60 (cuestión de nostalgia supongo).
He sabido también dedicaba su tiempo, cuando tenía un buen canario, a los concursos de canto. Esta es toda la información que tenía hasta esta fecha. Lo que no sabía es que hasta que conseguí que mis padres aceptaran mi afición de criador [tenía 8 años cuando conseguí mis primeras crías, el mismo año en el que todos mis compañeros estaban contentos porque hacíamos la comunión yo lo estaba por esta razón] siempre andaba jugando con un pajarillo de cerámica que ahora me he enterado que fue uno de los trofeos que consiguió mi abuelo en los citados concursos.
Lo cierto es que mi madre guardaba esta estatuilla en algún cajón y al contarme la historia no pude sino sentir algo de rabia al ver que no tenía pico ni cola -supongo que fui yo quien se la rompio- así que desde aquí doy las gracias al restaurador de mi trabajo, pues ha conseguido reponer las partes que le faltaba a dicho trofeo y poner en valor lo que para mi es todo un tesoro familiar.
No conozco ni el concurso ni la fecha, pero calculo que sería a final de los 60 o principios de los 70.


martes, 16 de febrero de 2010

Photoshop: convertir fotografía en acuarela

Tras la felicitación que realizé a algunos compañeros, son numerosas las preguntas acerca de esta sencilla función del Photoshop así que he decidido publicarla para que cualquiera que no esté familiarizado con el programa pueda realizarla de forma muy sencilla.



Lo primero que hay que hacer es seleccionar la foto que vamos a transformar.

En nuestro caso, hemos decidido retocar una foto con un fondo que no nos interesa, así que hemos cogido otra fotografía que nos servirá de fondo.










Duplicamos la capa de la fotografía principal. Y sobre esta capa trabajaremos en todo el proceso











Como el fondo y la imagen están completamente diferenciados utilizamos la herramienta "lazo magnético" para seleccionar exclusivamente al pajarillo"








Posteriormente podemos quitar directamente el fondo, pero como igual nos interesa dejarlo, lo copiamos y lo pegamos, por lo que ya tenemos una tercera capa completamente libre de cualquier fondo.






En el panel de la derecha, volvemos a duplicar esta capa, pues jugaremos con las dos para dar el efecto de acuarela.


Podemos realizar el efecto directamente, pero lo ideal es desaturar esta nueva capa para no tener demasiados problemas.









Una vez desaturada, seleccionamos la opción de filtros: Estilizar/hallar bordes, que nos dará como resultado una especie de dibujo con lápiz un poco tosco.






Ahora simplemente ajustamos la opacidad de esta capa a nuestro gusto para logar el efecto adecuado.






Esto sería suficiente para cualquier fotografía, pero como hemos explicado al principio, nosotros vamos a utilizar como fondo otra fotografía.

Vemos que es la rama de un árbol que ya tiene un pájaro, así que tendremos que suprimirlo. Utilizamos la opción: "varita mágica" para seleccionar la imagen del pájaro y le damos a suprimir.






Seleccionamos el color del fondo con el cuentagotas y con la herramienta bote de pintura punteamos sin miedo la superficie de relleno. Como veis el fondo ya se ha transformado por completo [para realizar un fondo perfecto podeís utilizar la herramienta del pincel corrector]





Para los trocitos de rama que nos faltan podemos utilizar la herramienta "clonar" que nos permitirá copiar literalmente un trozo de la imagen en otro.



Ahora repetimos el proceso que ya realizamos en la anterior imagen: duplicamos la capa. En la capa superior desaturamos la imagen y le aplicamos el filtro "hallar bordes" y posteriormente jugamos con la opacidad para logar el efecto correcto.

Sólo queda fusionar los dos archivos. Podemos seleccionar cualquier capa y arrastarla a otro archivo, teniendo en cuenta que las capas de fondo deben quedar en el panel de herramientas en la zona inferior.


Es muy fácil de hacer y los resultados dependerán del tiempo que le dediquemos.
A mi no me ha llevado más de 10 minutos.
Intentadlo.

lunes, 15 de febrero de 2010

Nueva adquisición: Canario de Mozambique

Acaban de cederme un canario de mozambique para cruzarlo con una de mis canarias.

El dueño lleva dos años intentando su cría, pero le es imposible debido a que este pájaro entra en celo cuando le parece y no acepta de buen grado cualquier hembra para criar, por lo que ha desestimado intentarlo este año. Me lo comentó y me apasionan los retos así que esta temporada voy a intentarlo yo. Ahora mismo está en cuarentena en una estancia aparte, ya que acaba de ser desparasitado y no tengo ninguna gana de que sea portador de alguna enfermedad que ponga en peligro el futuro de mi aviario, y como pienso echarlo entre junio y julio no habrá problemas de celo entre las hembras.

El ejemplar ya parece un híbrido entre canario y verderón algo más grande. Presenta el pecho y el vientre amarillos. La cabeza también es amarilla con franjas grises. Lo más característicos son las bigoteras grises oscuras.
Su canto todavía es algo apagado, ya que no está en celo y supongo que extraña su nuevo emplazamiento.



Los híbridos serán completamente estériles y desconozco si hay alguna hibridación de la que resultasen fértiles.



Foto de hibrido procedende de Fernando Zamora
Para más información sobre el Canario de Mozambique: http://cazorlin.blogspot.com/

Vacaciones de un canario

Suponía que después de la cría, en verano, nuestros canarios debían descansar y reponer fuerzas, lo que desconocía es la afición de algunos de estos pajarillos por los parques acuáticos.



Esta foto no es mía, pero me parece muy ilustrativa para que se pueda ver lo que algunas personas con paciencia son capaces de hacer con photoshop

lunes, 8 de febrero de 2010

Cuidado con el Photoshop. Fake en las imágenes de nuestros fringílidos

Bueno, ahora parece que todo el mundo utiliza Photoshop para mejorar y enmascarar la realidad y esta práctica no se iba a limitar a la publicidad y a las modelos.

En nuestra afición, son numerosas las páginas y foros donde se cuelgan imágenes de algunos pájarillos espectaculares y, algunas, tienen su truco, que no es más que la utilización del Photoshop para corregir pequeños detalles y realzar algunos colores.

Donde la utilización de este arte llega al extremo es en las revistas especializadas y en las fotos de algunas federaciones, pues algunas veces pretenden hacer pasar como ciertos verdaderos trucajes que pocas personas son capaces de ver, pero que no cuelan como ciertas para la mayoría de aficionados.



Se puede sustituir completamente un pájaro que nada tiene que ver con el original. Se cambian las categorías... pues se recrean los mosaicos, a los nevados se les transforma por arte de mágia en intensos, algunas veces las mutaciones presentadas son simplemente un burdo invento, en fin como veis se puede hacer practicamente lo que nos venga a la mente en ese momento.

Por ejemplo, partiendo el original (jilguero x canaria bronce) podemos recrear un mixto de jilguero con la cabeza completamente negra. Este trucaje no pasaría inadvertido para los ojos de los aficionados que entiendan un poco, determinando que es falso sin lugar a dudas. El de la derecha en cambio es diferente, pues se acerca al standar original, ya que simplemente hemos transformado el pecho y coloreado la careta en rojo, dándonos como resultado un mixto de jilguero que ha colado como verdadero en casi todos los criadores que han visto la foto sin las otras dos - por favor que no se sientan mal pues el Photoshop se puede usar para el engaño y absolutamente todos caeríamos en él- simplemente fue un juego.


UNA CUETIÓN DE COLOR. El aviario de Martín Sevilla, criador nacional núm 2J-61


Esta entrada está dedicada a mi gran amigo Martín, un criador de canarios de color, o como a mi me gusta decir de "pluma bonita". Entre las variedades de su aviario destacan los Ágatas amarillo mosaico, Isabelas y Brunos. Su cría en Málaga no es demasiado común, ya que en cuestiones de color las modas se imponen y aquí tiran más "los pajarillos bañados en rojo" ya sea de forma natural o artificial. Pero lo cierto es que, como él dice, los clásicos siempre encontrarán lugar en los aviarios de los criadores.



La verdad es que en este año hemos tenidos numerosas y largas charlas sobre los canarios y he de decir que lo único que yo le he aportado son algunos "consejos de la abuela" aprendidos en los más de 25 años que llevo en esta labor. En cambio, Martín me ha ensañado numerosos conceptos de genética, categorías, enjuiciamientos, concursos, etc.
Así que desde aquí solo le deseo suerte con sus canarios en próximo Concurso Internacional de Málaga - 23-31 de octubre-



jueves, 4 de febrero de 2010

La Primilla, ¿Ese gran enemigo?

Desde mi niñez, exactamente desde los 8 años, he criado canarios y otras aves en casa. El gran cambio que ha experimentado Huelin en los últimos 20 años propició que desaparecieran casi por completo todas las primillas que emigraban año tras año a mi barrio. Pero lo cierto es que este año su población ha crecido considerablemente y ya son muchos los criadores que han sufrido bajas inesperadas en sus ventanas y balcones debido a lo que parece ser el ataque de este cernícalo tan especial.

Todos sabemos cuales son las pruebas de su visita a nuestras jaulas, así que voy a obviar las decapitaciones y los malos ratos que a mi personalemente me han causado, pues si no recuerdo mal, al menos 7 pajarillos sirvieron de comida en diferentes años a la citada primilla.


Con el tiempo comprendí que estas bajas formaban parte de la naturaleza propia del criador y que al igual que otras tantas causas de muerte en mis pájaros, la presencia de la primilla era algo habitual, por lo que habría que contar con ello. Algunos años cubría las jaulas con una maya metálica, pues la rapaz era tan hábil que se colaba en las habitaciones con las ventanas abiertas y en la terraza con cierre, pero poco a poco fueron desapareciendo. Supongo que la principal causa fue la masificación arquitectónica que esta zona de málaga ha experimentado, aunque también sospecho que numerosas muertes se debieron a criadores hartos de sus ataques

Lo cierto es que este año se pueden ver numerosas primillas cerca del puerto y del paseo marítimo, así que habrá que tenerlo en cuenta y tomarse lo mejor posible las más que seguras pérdidas de pajarillos.



Aunque si vemos las fotos no creo que siente demasiado bien

Esta escena es habitual.
Primero se posa en las jaulas esperando que las aves revoloteen
Dejando como resultado numerosas plumas y algunos regueros de sangre




La recuperación del Cernícalo primilla en la provincia de Málaga se debe a las iniciativas de algunas asociaciones ornitológicas, como el Grupo SEO-Málaga, que ha llevado a cabo diferentes iniciativas, contactando con las administraciones de ámbito local y provincial y con los responsables del mantenimiento de edificios que albergan colonias de esta especie, para informar del riesgo que suponen las obras de restauración y las medidas que deben tomarse para no afectar negativamente la presencia de estas aves.


Este año han dispuesto nidales en numerosos edificios de Málaga, con lo que se espera que pronto esta ave mantenga una presencia constante en nuestra ciudad




Os dejo con un artículo, con el que se podrá estar deacuerdo o no, donde se describe su valor en la ciudad (Escrito por SEO).

Bajo el nombre genérico de “primilla” se designa en Málaga a una pequeña rapaz con aspecto de halcón que tiene la costumbre de sobrevolar el terreno en un punto fijo durante unos momentos y que es relativamente frecuente en las ciudades y campos.
Lo que no sabe la mayoría de los no iniciados en ornitología, es que bajo ese nombre en realidad se hace alusión a dos especies muy parecidas entre sí, pero con costumbres muy diferentes y también con muy diferente éxito a la hora de mantener sus poblaciones. Nos referimos por un lado al Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), con un espectro de alimentación variado consistente en pequeñas presas (aves, micromamíferos, reptiles, invertebrados), normalmente solitario, sedentario y no muy exigente a la hora de elegir emplazamiento para criar. Por el contrario la otra especie, el Cernícalo primilla (Falco naumanni), es un especialista en invertebrados -se alimenta principalmente de grandes saltamontes- colonial, con unos requerimientos muy concretos para reproducirse y de presencia únicamente estival.
Mientras la primera especie presenta poblaciones bien establecidas, la segunda se encuentra en franca regresión y con serio peligro de desaparecer no sólo de Málaga, sino de la península Ibérica. Las principales causas de este estado de cosas no son ajenas a sus costumbres. El empleo de plaguicidas por los agricultores acaba no sólo con su alimento, sino con las mismas aves. Las obras de restauración de edificios antiguos hacen desaparecer los huecos que usan para criar.
En pocos años hemos visto desaparecer a esta especie de edificios emblemáticos de la ciudad de Málaga y también de monumentos y cortijos que los han albergado tradicionalmente.
En una provincia eminentemente turística como es Málaga el Cernícalo primilla, de distribución principalmente perimediterránea, constituye un atractivo turístico más, debido a que entre los visitantes del norte existe bastante cultura ornitológica. Es muy frecuente el caso de sociedades que, conforme van avanzando en su desarrollo, intentan recuperar a un precio elevado recursos naturales perdidos, cuando es muy fácil y poco costoso mejorar las condiciones para no perder esos recursos que aún tenemos. Con el Cernícalo primilla estamos a tiempo de facilitar los medios para que esta especie pueda seguir viviendo entre nosotros.


viernes, 29 de enero de 2010

MIXTO DE JILGUERO. Elección de la hembra para concurso de canto




Todas las variedades de hembra de canario sirven para obtener un mixto que cante, pero hay que tener en cuenta de que si se buscan pajarillos como maestros hay criadores que prefieren las hembras de MALINOIS o ROLLER, seleccionando casi siempre las primeras por el tono de voz mas suave que adquiere el mixto, aunque es lento en el aprendizaje.
Yo prefiero, sin ningún lugar a dudas, la hibridación con una hembra bronce (cuestión de tradición) y sobretodo con ejemplares de timbrado español, debido a su mayor timbre,rapidez en la copia y finalización de estrofas y melodías cerradas.

Entrenamiento:

Para un buen repertorio de canto sin faltas casi todos los aficionados prefieren criar sus mixtos de manera artificial, es decir los embuchan a mano y, además, los acompañan desde los primeros días de vida con un buen maestro canor o un repertorio de cintas o cds de jilguero.

Posteriormente, se introduce en jaulas pequeñas de percha con fundas oscuras durante parte del día para que el pájaro no haga otra cosa que oír al maestro, teniendo la precaución de solearlo constantemente.

El objetivo que esta técnica persigue es que el cante del mixto sea puramente de jilguero, ya que las notas de canario son inexplicablemente penalizadas en los concursos de canto, aunque habría que hacer notar a los jueces que cualquier híbrido separado de sus progenitores desde el primer día, aunque jamás hay oído su canto ni piada, siempre entona algunas estrofas de canario, pues lógicamente es un ave con características genéticas y morfológicas de dos especies diferentes, por lo que a mi modesto entender se debería juzgar desde un punto de vista dual, es decir creo que todo el mundo sabe que si dejamos un mixto sin educar, escuchando tanto el sonido del jilguero como del canario, lo normal y lógico es que defina un cante propio, comenzando por notas puras de jilguero que van evolucionando hasta fusionarse con el trino del canario –ESTE ES PARA MI EL CANTE DEL MIXTO-JILGUERO-. Incluso los mixtos con canto cerrado de jilguero suelen evolucionar constantemente, emitiendo sonidos de canarios con frecuencia una vez pasado el primer año de vida.


Los criadores que prefieren dedicar su mixto como reclamo, siguen todos los pasos descritos anteriormente, pero incluyen otro más, pues tras la muda trasladan paulatinamente a sus ejemplares en las jaulas de percha al campo para “campearlos”, es decir que el pajarillo se acostumbra al ruido natural, con lo que son capaces de cantar inmediatamente después de quitarles la funda, atrayendo así a los jilgueros para su captura.

Leyendas urbanas. El caso del mixto-jilguero


Hay aficionados que están obsesionados con la continua copia de los mixto de jilguero, pues piensan que cualquier pajarillo que escuchen es capaz de deteriorar las cualidades canoras de su ejemplar. En fin, creo que para tranquilizarlos habría que explicarles que para mantener el cante inicial de un mixto sólo se puede hacer una cosa: criar otro mixto, ya que una de las peculiaridades de este híbrido es que su canto va evolucionando y poco a poco es él, por muchos entrenamientos a los que se le haya sometido, quien elige su forma de cantar, así es normal que quite, alargue e incluya nuevas notas y estrofas en su extenso repertorio.

MIXTO DE JILGUERO. Elección de la hembra para concurso de color

Mixtos de Jilguero. La cría

El texto se basa en las explicaciones de Jose DH., y me ha parecido interesante para ilustrar a todos los que no saben que hembra elegir para los cruces entre jilgueros y canarias.

Lo primero que hay que tener en cuenta que objetivo tenemos, es decir, para que queremos nuestro mixto de jilguero: para canto, para concurso por su forma y colorido o para cazar, por su mayor autoridad en la llamada. Básicamente de esto depende que elijamos una u otra formula.

Mixtos para concurso de Color. Elección de la hembra

Hay que saber el color de mixto que queremos para la elección correcta de la hembra de canario.

Opciones:

1.
JILGUERO X CANARIA VERDE (INTENSA O NEVADA).

Mixtos de similar diseño que el jilguero, pero con el pecho verdoso y careta anaranjada. Si las hembras son lipocromas o amarillas limpias, los mixtos tendrán uñas blancas y en pocas ocasiones alguna pequeña mancha lipocroma o pluma amarilla en la cola.

2. JILGUERO X CANARIA GRIS (INTENSA O NEVADA).

50% mixtos grises, incluso la careta, y uñas ennegrecidas (hay que contar con la posibilidad de píos inclasificables, aunque es muy raro)

50% como el cruce anterior (jilguero x canaria verde)



3. JILGUERO X CANARIA LIPÓCROMA BLANCA (INTENSA O NEVADA).

50% mixtos con plumas blancuzcas, careta sin factor rojo y uñas parcialmente blancas

50% como el primer cruce (jilguero x canaria verde)



4. JILGUERO X CANARIA BRONCE, ÁGATA, BRUNO, ISABELA (TODAS DE FACTOR ROJO INTENSO)

50% mixtos color intenso.

50% mixtos color nevado.

5. JILGUERO X CANARIA ROJA LIPOCROMO INTENSA

50% mixtos color intenso, uñas blancas y posibles plumas blancas en la cola

50% mixtos color nevado, uñas blancas y posibles plumas blancas en la cola

6. JILGUERO X CANARIA BRONCE, ÁGATA, BRUNO, ISABELA y ROJA, (TODAS DE FACTOR MOSAICO).

100% mixtos idénticos al padre.




Por todo lo expuesto, para la mayoría de criadores los cruces más interesantes y buscados son por diversos factores, con los que no estoy totalmente de acuerdo, son los del JILGUERO X CANARIA GRIS Y CANARIA BRONCE INTENSA

La normativa española en concursos de color exigen que el mixto debe parecerse al jilguero, así que para este concreto debería elegirse las hebras del grupo 6º (JILGUERO X CANARIA BRONCE, ÁGATA, BRUNO, ISABELA Y ROJA, TODAS DE FACTOR ROJO MOSAICO), siendo las hembras de bronce rojo mosaico que tengan las patas muy oxidadas las que darán a nuestro mixto mayor puntuación.

Pero para una calificación máxima en la planilla de enjuiciamiento en los concursos internacionales hay que realizar algunas técnicas muy efectivas de dudosa honestidad, pues a partir del mes y medio de vida de los híbridos habría que suministrarles colorante artificial en la comida, de tal forma que compongan una careta roja intensa, muy apreciadas en los mundiales COM. Esta labor afortunadamente está penalizada por algunos jueces de la federación española, ya que destroza el hígado de los pájaros
y no suelen durar más de
dos o tres años de vida.